Comienza el censo de inmigrantes venezolanos en Ecuador

Hoy inicia el censo de venezolanos en Ecuador

Este jueves 26 de septiembre se da inicio al censo de venezolanos en Ecuador, este será un “requisito indispensable para acceder a la visa humanitaria”, afirmó la ministra de Gobierno ecuatoriana, María Paula Romo.

Se espera que este proceso de registro beneficie a más de 300.000 inmigrantes.

“El 26 de agosto Ecuador impuso el requisito de visa para el ingreso de ciudadanos venezolanos, sin embargo, esto no pudo impedir que cientos de personas busquen ingresar al país de manera irregular a través de peligrosos pasos ilegales. Se presume que en los últimos años se han asentado unos 263.000 migrantes venezolanos, de acuerdo con cifras de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur). Antes, los venezolanos podían ingresaban libremente, pero el Régimen denunció que esta masiva migración había generado una creciente demanda de servicios médicos y de educación, entre otros”.

En el registro se tomarán los datos personales, información socioeconómica, toma de huellas dactilares, entre otros datos. Brigadas de información serán habilitadas en quince provincias del país:

Quito, Guayaquil, Cuenca, Manta, Portoviejo, Ambato, Machala, Ibarra, Santo Domingo, Esmeraldas, Santa Elena, Tena, Latacunga, Rumichaca y Loja.

Este proceso incluye dos fases:

1. Registro en línea, a través de internet

En esta primera fase, los venezolanos deberán ingresar en la web del Ministerio de Gobierno de Ecuador, allí se encontrará un enlace a un formulario de registro, el cual deben completar para separar una cita para la segunda etapa, presencial.

2. Presencial, en los centros establecidos en las quince provincias ecuatorianas.
La segunda etapa inicia el 15 de octubre, en la que los venezolanos deberán asistir personalmente a las unidades del Servicio de Apoyo Migratorio (SAM) del Ministerio de Gobierno, para ser entrevistados y ampliar la información brindada.

El proceso concluirá el 31 de marzo del 2020. De no cumplir con este proceso, los venezolanos no podrán trabajar legalmente en el país.